976 603 740 info@metalepila.es

La rotura de puente térmico en las ventanas de aluminio es una de las características principales de los elementos que la integran. Aun así, a pesar de tener años implementándose de múltiples formas, es un término muy poco común. Por ello, que hoy en Metal Épila hablaremos acerca de la rotura de puente térmico, para conocer lo que significa realmente.

¿Qué es la rotura de puente térmico?

En pocas palabras se podría decir que es la acción que consiste en evitar que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí. Es decir, si una ventana no posee ningún tipo de elemento aislante, consigue que se puedan generar pérdidas de energía que afecten la tranquilidad de la vivienda, en forma de frío, condensaciones, humedades y calor.

¿En todas las ventanas se puede ejecutar la rotura de puente térmico?

La realidad es que no, existen ventanas fabricadas en material PVC que no tienen la necesidad de pasar por este proceso. Esto se debe a que el PVC es un material no conductor por naturaleza, y debido a esto no tiene ningún puente térmico que romper. En las ventanas elaboradas con este material la temperatura del exterior nunca se va a transmitir al interior o viceversa. 

Sin embargo, existen también las elaboradas en material de aluminio. En este caso, es necesario si queremos conseguir un aislante de calidad colocar en el interior del perfil una pieza que ejecute esa rotura de puente térmico. En la mayoría de los casos, se utiliza un fragmento de plástico que permite rasgar la conductividad entre la parte de la ventana que da a la calle y la parte que da al interior de la vivienda. 

¿Cuáles son las ventajas?

Conseguir un aislamiento adecuado de las temperaturas es de mucha importancia en zonas donde incluso el clima suele ser extremo. Por ello, resulta indispensable conocer las ventajas de realizar la rotura de puente térmico:

  • Ahorro en el consumo energético: esto se debe a que el efecto aislante de estas ventanas que cuentan con rotura de puente térmico permite tener un ambiente cálido dentro de la vivienda o edificio. Lo que trae como resultado un bajo consumo energético, al no usar el aire acondicionado en épocas de calor, ni utilizar la calefacción en la temporada de invierno. 
  • Mejor acabado en las estructuras: al ejecutar este proceso en las ventanas se permite emplear un acabado interior y exterior diferente. Lo que permite contar con un estilo propio y diferente en la casa o edificio, según sea el caso. 

Si deseas obtener más información, no dudes en contactar con ventanas en Zaragoza.  

Call Now Button
Abrir chat
Hola, en qué podemos ayudarte?
Hola,
en qué podemos ayudarte?