976 603 740 info@metalepila.es

Las mamparas de baño son una de las alternativas favoritas por los usuarios en nuestros días. Esto se debe principalmente a la comodidad con la que aportan, así como al poco espacio que requieren para ser instaladas. Por esta razón es que desde nuestra tienda de ventanas en Zaragoza queremos entregarte algunos consejos sobre cómo limpiar mamparas de baño.

Evita la aparición de cal

El primer consejo que tenemos para ti es que no dejes los restos de agua y humedad sobre la superficie del material. Muchas veces cuando terminamos con nuestra ducha, salimos del cuarto de baño sin preocuparnos demasiado por las condiciones en que este ha quedado ni mucho menos de las consecuencias que esto puede tener.

Lo cierto es que la cal tiene una manera muy simple de aparecer y también de ser evitada. Como ya sabrás, esta sale desde las cañerías cuando utilizamos agua caliente y puede acabar dañando las superficies sobre las que se posa.

Es por esto que te recomendamos limpiar el agua que queda sobre la mampara con la ayuda de una espátula, lo que evitará que se produzca un deterioro precoz sobre su superficie. Una manera rápida y sencilla de acabar con los restos de cal.

Ventila

Otra acción que pocas personas suelen llevar a cabo al salir de la ducha es dejar que el cuarto de baño se ventile. Debes saber que otro factor de riesgo para tu mampara es el moho que puede aparecer sobre ella, el cual puede causar graves daños al material de esta.

limpiar mamparas de baño

La buena noticia es que el moho es sumamente sencillo de combatir y que no requerirá de grandes esfuerzos por tu parte. El aire fresco es su principal enemigo y te ayudará a quitar toda la humedad que pueda quedarse retenida después de una ducha.

Por lo tanto, al terminar de ducharte solo deberás abrir la puerta y las ventanas de tu cuarto de baño. Si a esto le sumas la limpieza con la espátula de goma, podrás olvidarte de forma rotunda de sufrir los efectos del moho en tu mampara.

Limpia periódicamente

Finalmente queremos hacer énfasis en la necesidad de mantener una limpieza periódica sobre tu mampara, para así evitar que surjan inconvenientes y que la suciedad se acumule sobre su superficie. No es necesario que lo hagas todos los días, pero sí que al menos le des una ligera mantención al menos una vez a la semana.

Si estás buscando mamparas de baño en Zaragoza que resistan al paso del tiempo, te invitamos a que contactes con nuestro equipo de profesionales y recibas todas las soluciones que tu hogar necesita.