976 603 740 info@metalepila.es

Al momento de llevar a cabo obras en nuestro hogar es de sobra conocido que tendremos que cumplir con ciertos requisitos y obtener algunas autorizaciones. Muchos de nuestros clientes nos preguntan a diario cuáles son las condiciones que se deben tener antes de iniciar un proyecto relativo a cerramiento de terrazas y la verdad es que hay varios aspectos por mencionar.

 

En principio realizar un cerramiento no parece una situación de gran complejidad. Sin embargo, para llevar a cabo las obras de manera correcta, requerirá tener en consideración varias normas y aspectos legales. Por supuesto que estas variarán entre cada ayuntamiento, por lo que vale la pena tomarse unos minutos e investigar bien al respecto.

 

Gran parte de nuestros clientes se acercan a nosotros con el proyecto de ampliar su salón y aprovechar el espacio que les ofrece su terraza. Es una alternativa bastante inteligente y que puede darnos unos metros más de espacio bastantes útiles para el día a día. Y un cerramiento es la manera perfecta para llevarlo a cabo.

 

Sin embargo es probable que al acudir al ayuntamiento que te corresponde te encuentres con una negativa como respuesta inicial. Si quieres saber más sobre este y otros problemas que pueden aparecer en tu camino, te invitamos a que revises estos conceptos que Metal Epila, empresa de ventanas de PVC en Zaragoza, tiene para ti.

 

Cerramiento terraza- normas y aspectos legales Metal epila

 

Obra mayor

 

El primer concepto con el que conviene familiarizarnos es el de obra mayor. Como bien mencionamos anteriormente, cada ayuntamiento tendrá sus propios criterios para dar luz verde o negar los diferentes proyectos. Sin embargo es muy probable que en cualquiera de los casos el primer impedimento tenga que ver con esta categoría.

 

La razón es que al ampliar la superficie de una edificación, en este caso vuestro piso a través de la realización de un cerramiento, inmediatamente se cataloga el trabajo como obra mayor. Esto significa que necesitarás que tu proyecto esté redactado por un arquitecto, para así ver si se cumplen con las normativas urbanísticas.

 

Lo mejor que puedes hacer en estos casos es contar con el respaldo de una empresa de prestigio y trayectoria, para así poder resolver de manera oportuna todas tus dudas. Al contratar un servicio de calidad podrás anteponerte a todas estas situaciones y abordar los diferentes obstáculos de la mejor manera posible.

 

De todas maneras, la normativa de los retranqueos y aquellas que tienen relación con las dimensiones de los edificios son bastante estrictas. Esto significa que deberás contar con un plan de trabajo bastante específico, para el que nuestro servicio de cerramientos en Zaragoza se encuentra más que preparado.

 

Comunidad de vecinos

 

Lo peor de todo es que una vez hayas superado los primeros problemas que te entrega el ayuntamiento, vendrá otro proceso igual de molesto. Uno de los puntos más complicados de conciliar se encuentra con la comunidad de vecino, espacio que tendrá que dar su autorización para que efectúes las obras correspondientes.

 

Es importante destacar que las terrazas y cualquier ampliación del estilo son consideradas como espacios privativos. Esto significa que por definición deberás solicitar un permiso a la comunidad de vecinos y que sin ella no podrás llevar a cabo ningún tipo de obras. Como puedes ver, no es para nada un camino sencillo.

 

Lo más peligroso es que si te decides a poner de todas maneras un cerramiento sin consultar las normativas correspondientes, es posible que alguien te denuncie y te veas forzado a retirar estos trabajos. Por lo tanto, la mejor alternativa será siempre contratar a un profesional y contar con el asesoramiento indicado para estos proyectos.