976 603 740 info@metalepila.es

Las ventanas de aluminio han ganado mucha popularidad en las construcciones modernas, sobre todo debido a su bajo costo y a la resistencia que posee el material. A pesar de esta situación, muchas personas no tienen del todo claro las ventajas o desventajas de las ventanas de aluminio, cuestión que genera dudas al tomar una decisión de compra.

Es por esto que en este artículo queremos compartir contigo algunos aspectos fundamentales sobre las ventanas de aluminio. A continuación te entregaremos la información necesaria para que puedas tomar una decisión conveniente y que se adapte a las necesidades de tu hogar de la mejor manera posible.

Ventajas de las ventanas de aluminio

Una de las principales ventajas que presentan las ventanas de aluminio es el escaso mantenimiento que necesitan para conservarse en óptimas condiciones. A diferencia de la madera, material que requiere de constantes recubrimientos para evitar un deterioro progresivo, el aluminio resiste de manera natural.

Esto se debe principalmente a la composición propia del aluminio. Este metal es sumamente resistente a los golpes y a los diferentes factores climáticos que pueden azotar desde el exterior. Gracias a esto podemos estar seguros de que nuestras ventanas se mantendrán en buen estado durante un largo período de tiempo.

Otra ventaja es el coste que tiene la carpintería de aluminio. Como mencionamos anteriormente, el valor de este material es el más barato del sector y es uno de los principales causantes de su creciente popularidad.

Como si fuera poco, al contar con una ventana de aluminio nos estaremos asegurando de que esta no es vulnerable frente al fuego, aumentando de forma considerable la seguridad de nuestra familia.

Finalmente vale la pena mencionar que cuenta con una personalización única, puesto que su naturaleza maleable nos permite plasmar sobre su composición un sinfín de estilos. De esta manera conseguiremos diseños originales y que se adapten a las preferencias estéticas de cada persona.

Desventajas de las ventanas de aluminio

La principal desventaja de comprar ventanas de aluminio es que estas presentan una alta conducción térmica. Esto quiere decir que su capacidad aislante no es tan elevada como la de otros materiales como el PVC o la madera. Esto quiere decir que a través del aluminio sufriremos una ligera pérdida de calor al interior de nuestros hogares.

Es debido a esto que el rendimiento de nuestros equipos de calefacción y aire acondicionado disminuirá, aumentando el gasto en nuestras facturas de energía al finalizar el mes.

Esta misma condición nos llevará a otra desventaja que afecta a estas estructuras. Las ventanas de aluminio tienden a “sudar” a causa de la condensación de agua que se genera sobre su superficie. Esto se debe a la contraposición de temperatura exterior e interior que se juntan y producen este incómodo efecto.

Finalmente es importante destacar que a pesar de la gran resistencia que estas ventanas poseen, en algunos casos podemos apreciar cómo su superficie se pica. Esto se traduce en pequeños desperfectos a lo largo de su composición que, si bien no afectan a la utilidad principal de la ventana, producen un efecto bastante poco estético.

 

Al igual que el resto de los materiales, las ventanas de aluminio poseen ventajas y desventajas que cada persona juzgará de forma particular. En la mayoría de los casos suele primar el bajo costo de estos productos, su personalización y la extensa vida útil que ofrecen, por sobre la ínfima pérdida de calor que pueden provocar.

Ahora que cuentas con todos los antecedentes necesarios, podrás evaluar tu decisión y determinar si las ventanas de aluminio encajan de buena forma en tu hogar.